FIN DE SERVICIO DE RECOGIDA DE ANIMALES

Dejamos de dar a nuestro pueblo el servicio de recogida de animales perdidos y abandonados. Después de 11 años prestando servicio los 365 días del año, siempre sin repercusión, trabajando en silencio, ofreciendo todos los medios, materiales y humanos posibles para dar una rápida actuación a tantas y diferentes situaciones que nos ha tocado vivir, ponemos fin.

Ha sido un trabajo realizado desde el deber social, por respeto a los animales, por su bienestar y por las leyes de protección que los amparan. Sin embargo a día de hoy, siguen habiendo tantos vacíos legales que desde la administración no saben cómo llevar a cabo, que  dicha tarea se convierte en todo un reto. Nos hemos visto involucrados en muchas situaciones, poniendo incluso en riesgo nuestra vida y salud, que hemos decidido dejarlo. La ley está, pero el cumplimiento de ésta es una tarea aún pendiente.

Desde aquí queremos reivindicar que todas aquellas personas que tengan animales y los maltraten, abandonen en la calle sin piedad, deben tener castigos severos como así lo indica la ley, y prohibirles la tenencia de nuevos animales otra vez o durante un largo período de tiempo. Más controles para los dueños, como así nos lo exigen a todas las empresas, asociaciones, centros veterinarios que trabajamos con animales, porque muchas veces, las obligaciones y responsabilidades finales que tienen los propietarios, quedan impunes.

Creemos que el sacrificio cero es posible, fomentando la adopción y las buenas prácticas y sobretodo con la educación de toda la sociedad. Confiamos en ello, y que en un futuro no muy lejano se consiga.