Hoy en nuestro blog queremos compartir con vosotros una gran noticia. Hace una semana aproximadamente recibimos la acreditación de la ampliación y modificación de núcleo zoológico de nuestro centro de mascotas.

¿Y qué es exactamente un núcleo zoológico? El núcleo zoológico es una acreditación aprobada por la Consellería de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua de la Comunidad Valenciana, creada con el fin de estandarizar y garantizar unas condiciones mínimas de higiene, seguridad y de bienestar animal en lugares encargados del trato con animales como todo centro, establecimiento y/o instalación que los aloje, mantenga, adiestre y críe. Para ello, son necesarios cumplir una serie de requisitos sanitarios y de bienestar animal de obligado carácter registrados y legislados en el BOE, como por ejemplo el diseño  y medidas de las jaulas donde deben estar alojados los animales, el control sanitario y veterinario que se debe realizar, etc.

Pues bien, una vez conocido esto, es importante saber en qué sitio compramos un cachorro, porque por ley, todo criador tiene que tener un número de núcleo zoológico asignado y en consecuencia cumplir todas sus normas. Esto nos asegura que el cachorro se ha criado en unas condiciones sanitarias, higiénicas y de bienestar animal óptimas.

Con ello se ve todo nuestro trabajo realizado durante años. Con mucho esfuerzo hemos conseguido ser uno de los centros de España que tiene todos los permisos para poder criar diferentes especies, además de mantener nuestro hotel de mascotas y nuestro amplio campo de trabajo homologado para realizar cualquier prueba deportiva canina. Estamos orgullosos de nuestra trayectoria y por eso queríamos compartirlo con vosotros. ¡Estamos a tu servicio!

Dejamos de dar a nuestro pueblo el servicio de recogida de animales perdidos y abandonados. Después de 11 años prestando servicio los 365 días del año, siempre sin repercusión, trabajando en silencio, ofreciendo todos los medios, materiales y humanos posibles para dar una rápida actuación a tantas y diferentes situaciones que nos ha tocado vivir, ponemos fin.

Ha sido un trabajo realizado desde el deber social, por respeto a los animales, por su bienestar y por las leyes de protección que los amparan. Sin embargo a día de hoy, siguen habiendo tantos vacíos legales que desde la administración no saben cómo llevar a cabo, que  dicha tarea se convierte en todo un reto. Nos hemos visto involucrados en muchas situaciones, poniendo incluso en riesgo nuestra vida y salud, que hemos decidido dejarlo. La ley está, pero el cumplimiento de ésta es una tarea aún pendiente.

Desde aquí queremos reivindicar que todas aquellas personas que tengan animales y los maltraten, abandonen en la calle sin piedad, deben tener castigos severos como así lo indica la ley, y prohibirles la tenencia de nuevos animales otra vez o durante un largo período de tiempo. Más controles para los dueños, como así nos lo exigen a todas las empresas, asociaciones, centros veterinarios que trabajamos con animales, porque muchas veces, las obligaciones y responsabilidades finales que tienen los propietarios, quedan impunes.

Creemos que el sacrificio cero es posible, fomentando la adopción y las buenas prácticas y sobretodo con la educación de toda la sociedad. Confiamos en ello, y que en un futuro no muy lejano se consiga.

El pasado domingo 18 de Agosto con motivo de las fiestas patronales de Benicarló, la peña Alakran organizó la III edición del caduf solidario, acto patrocinado por nuestro centro de mascotas. El objetivo era recaudar lo máximo posible en beneficio de la Asociación pulseras Candela, por la investigación del cáncer infantil en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Para los que no conozcáis las pulseras Candela, la historia de la asociación comenzó a mediados del 2013 con Candela, una niña ingresada en el hospital Sant Joan de Déu por leucemia. Una voluntaria le enseñó a hacer pulseras con hilos de color. Poco después, dos de sus amigas, Mariona y Daniela, tuvieron la idea de montar una parada en Benicarló para vender esas pulseras a las que llamaron Candela y recaudar dinero para la investigación del cáncer infantil. Fue todo un éxito y todo este movimiento solidario se consolidó con el paso del tiempo. Ahora, muchos grupos y entidades colaboran en la fabricación y/o distribución de las pulseras Candela. Tenéis toda la información en su página web www.pulserascandela.com. ¡Os animamos a colaborar!

Cuando nos lo propusieron, no dudamos en colaborar con una donación para poder organizar este evento incluído en la programación de las fiestas patronales de la localidad que, año tras año, se está consolidando. ¡Esperamos poder colaborar y participar muchos años más!

Muchas veces se habla desde el desconocimiento y la desinformación sobre qué es de los perros abandonados y dónde se los llevan. Hoy en día las redes sociales también han influido mucho en este aspecto, tanto positivamente para encontrar con mayor rapidez a los propietarios, como algunas veces negativamente, ya que se especula con ciertos asuntos de los que estamos desinformados.

Hoy en el blog trataremos el tema de los animales abandonados y cómo nos ocupamos de ellos en el centro. Nosotros recogemos animales de varios núcleos poblacionales colindantes: Benicarló, Càlig y Peñíscola, ya que tenemos un compromiso social y somos la única empresa de la zona que puede ofrecer este servicio con unas garantías adecuadas. Ojalá algún día no se nos necesite para ello, esto significaría que la sociedad estará concienciada sobre la tenencia de animales de compañía y no habrá abandono.

Cuando nos encontramos con un animal abandonado por la calle, lo primero que habría que hacer es llamar a la policía o llevarlo a un veterinario para comprobar si tiene microchip. En caso afirmativo, tanto la policía como el veterinario, tienen acceso al número de teléfono de los propietarios y el problema se resolverá sólo con avisar a los dueños. Pero, ¿qué pasa si ese animal no lleva microchip? Pues bien, entonces es la  policía la que debe avisarnos a nosotros para ir a recogerlo.

En pocos minutos acudimos al lugar donde se encuentre el animal para recogerlo. En el centro pasa mínimo 10 días hasta que lo damos en adopción, ese es el período mínimo de espera establecido, por si alguien lo reclama como suyo. Una vez pasados estos 10 días, se busca una familia nueva. El precio de la adopción es de 80€ ya que el animal debe salir del centro por cumplimiento obligatorio con el microchip, el pasaporte y la vacuna de la rabia puesta. También promovemos que esos animales que se adoptan sean esterilizados con el objetivo de reducir el número de abandonos.

Todos los animales son adoptados porque nuestro objetivo es el sacrificio cero y por eso mismo, tampoco abarcamos la recogida de más poblaciones, porque además de la recogida, las tareas que realizamos son otras muchas, que poco a poco os las iremos contando en este blog.

Estamos preparando para la siguiente entrada el estudio en datos reales de los abandono/recogidas y sus correspondientes adopciones que realizamos en 2018. ¡No os lo perdáis!

CRÍA Y CUIDADOS RESPONSABLES

 

La cría y los cuidados responsables se refieren a la alimentación y atenciones que recibe un animal recién nacido hasta que puede valerse por sí mismo.

En nuestro centro tenemos muy presente su bienestar y por eso contamos con unas magníficas instalaciones. Hoy os hablaremos concretamente de la zona de parto y cría. Las hembras preñadas y recién paridas se encuentran en esta sala aislada, equipada con ozonización y lámparas ultravioleta que garantizan la renovación y desinfección del aire por métodos diferentes. Ambas consiguen purificar el ambiente destruyendo bacterias, virus y hongos, evitando efectos biológicos adversos para la salud de las madres y los cachorros. En concreto, la ozonización también ayuda a reducir el olor y oxigenar la sala.

Nuestras madres tienen como máximo un parto al año con períodos de descanso y durante toda su vida realizan como máximo cinco camadas. Pasado el período reproductivo establecido, son esterilizadas y se dan en adopción o se mantienen en el centro hasta su muerte. Tenemos habilitada una zona exterior para las madres y hembras preñadas, en la cual pasan parte del día sueltas para que puedan hacer ejercicio, asearse, socializarse con las demás y tomarse un respiro de sus cachorros. Éstos, también tienen una zona exterior habilitada para que puedan interacutar con el resto de cachorros y tomar el sol, ya que el aporte de vitamina D es esencial para su correcto desarollo. Los cachorros permanecen como mínimo hasta la octava semana junto a su madre y sus hemranos en esta zona. Esto es importante porque el período de socialización está comprendido entre las tres y doce semanas de edad. Todo lo que pretendamos que el cachorro entienda, asimile y aprenda, deberá ocurrir en este corto período de tiempo. Por eso, para evitar que tengan futuras conductas de miedos, los manipulamos y revisamos regularmente para que se acostumbren al contacto humano y a todo tipo de estímulos y ruidos.

  • 1
  • 2